Translate

martes, 30 de octubre de 2012

Víctima del shopping.

Tengo que reconocerlo (dicen que es el primer paso...).
Estoy en pleno proceso de sufrir los síntomas del llamado "mono" por falta de consumismo.
Ayer se desató la tormenta.
Salíamos Hugo y yo del colegio y nos acompañaba un compañero de mi hijo y su madre. El "peque" de nueve años, no iba al parque ese día, porque iba con mamá a comprarse una tablet.
-Yo quierooooo!!!!! -Clamaba mi yo consumista.
Llego a casa, y como de costumbre, lo primero que hago es encender este cacharro llamado pc de sobremesa. Mientras me pongo un viejo polar (la habitación del ordenador es prima hermana de un iglú del Polo Norte), sueño con estar calentita en el sofá, arropadita por mi manta de polar, con una tablet en mis manos, o mejor, con un MacBookPro. Hace tanto que sueño con él!! Empieza a ser un buen adversario de Johnny Deep.
Pero ahí no queda todo.
Este finde, me quedé con el nombre de un diseñador, mientras veía en la tele un programa de esos que entretienen contando vidas de otros...  que ultimamente me crean una mezcla de envidia y admiración. Ver que hay quien vive al margen del desempleo, es ya un buen argumento.
Pues anoche lo busqué. Mierda! ¿Por qué me flagelo de esta forma? Ahora ya puedo declarar sin ningún pudor (bueno, un poquito), -NECESITO un vestido de Álex Vidal!!!
Y ya que estoy lanzada... he visto unas botas de Pura López que son ideales para rematar el look. Vale, ya me conformo con unas de Zara... (ya me gustaría poder pagar los 100€ que cuestan).
He cometido el gran ERROR! La web de Zara debería estar prohibida!
En sólo 20 minutos, he creado la lista de lo que sueño colgar en mi armario:
9 vestidos (son mi gran adicción), 5 abrigos (aquí he tenido que hacer un esfuerzo sobrenatural intentando reducir), 4 blusas (todas negras, con lo cual, podríamos dejarlo en 2), 8 camisetas (aquí es imposible reducir, todas son absolutamente necesarias), 5 pantalones (pensad: entre jeans y básicos, no es ninguna burrada), 2 faldas (ah!! una de ellas es indispensable!!), y para que veáis que sé resistir a la tentación... no he mirado los bolsos!!
Tantos años dedicada a la moda... y me veo contemplando los escaparates, cargados de prendas pensadas para mi. La tendencia que marca esta temporada se llama Nistal.
Tachuelas, cortes evasée, calaveras, estampados corbateros, apliques de piel, botones militares, y mucho mucho negro.
Sé que puede sonar contradictorio.
Hace tan sólo unas horas criticaba esta sociedad consumista que no nos deja ver lo que es realmente importante.
Pero tengo la mayor de las excusas. SOY MUJER!!!
Ahora os dejo porque acabo de darme cuenta,... que no he mirado la sección de niños!


1 comentario:

  1. Hola, me ha gustado mucho tu estilo al escribir.
    ¡Éxitos con tu blog!

    JJGB

    ResponderEliminar